SERVICIOS DE FINANCIACIÓN

SERVICIOS DE FINANCIACIÓN

COMPRA DE UNA PROPIEDAD EN ESPAÑA

Comprar una propiedad en España es relativamente sencillo y no planteará mayor problema, siempre y cuando se sigan los pasos siguientes que comentaremos.


La siguiente es una guía aproximada del proceso de la compra, aunque difiera de tanto en tanto, dependiendo de cada operación.

 

 

Reserva

Una vez se haya decidido por el inmueble que quiere comprar, el procedimiento normal en España es hacer un depósito de reserva. Esto puede ser entre 3.000€ y 10.000€, dependiendo del valor de la compra. Este depósito va acompañado de un contrato de reserva en el cual se indican los nombres, el precio de venta acordado y cualquier condición que se haya acordado respecto a la compra. El depósito de reserva se entrega normalmente al agente inmobiliario . Se recomienda no pagar nunca un depósito de reserva directamente al propietario pues perdería el respaldo legal de la Agencia Inmobiliaria.

 

Chequeo de la Propiedad

En este punto, se empezará a llevar a cabo el chequeo necesario en la oficina del registro de la propiedad, para asegurarse que todos los documentos del inmueble están en correcto orden, que no haya embargos o deudas y que la persona que vende es el actual propietario.
Escrituras

En ésta fase final es cuando se paga el resto del importe y la Escritura se firma ante un Notario Público. Tras la firma de las escrituras, su gestor registrará la propiedad en nombre del comprador ante la oficina local del Registro de la Propiedad.

 

Gastos de la Compra

Los compradores deben estar advertidos de los gastos que envuelve una compra en España, que viene a ser aproximadamente de un 10% del precio de la compra. Esto comprende lo siguiente:

8% del impuesto de transmisiones patrimoniales o IVA si es un edificio nuevo.
1% honorarios legales (aproximadamente, depende del gestor ).
0.5% Gastos de Notaría.
0.5% Gastos del Registro de la Propiedad.
Los gastos arriba indicados conciernen cuando se compra una propiedad a un particular. En el caso de que la propiedad se la compre a un promotor, el impuesto de transmisiones patrimoniales se reemplaza por el IVA, aplicándose un 8% y un 1% del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (esto sólo se aplica en propiedades que se registran por primera vez)
** Se aplica un 7% de IVA para cantidades inferiores a 400.000€ y un 8% para cantidades superiores. Una nueva iniciativa ha sido introducida por el gobierno español desde Julio de este año hasta final del mismo y es que han bajado el IVA a un 4%, sólo aplicable a propiedades compradas directamente al promotor.
Otros trámites necesarios para comprar una propiedad
Los compradores de nacionalidad española sólo necesitan su DNI ( el de todas las personas que aparezcan en las Escrituras).
Si usted no es residente español, el Ministerio de Interior de España, le obliga a obtener un certificado de no-residencia, consiguiendo con ello su número fiscal, con el cual usted podrá firmar sus Escrituras. También necesitará este número para pagar los impuestos. Este documento también es conocido como NIE y se obtiene en persona en la comisaría de la policía local o bien a través de su abogado por un pequeño cargo.

 

Recomendaciones

Recomendamos que abra una cuenta de banco en el momento que empiece la compra de una propiedad, ya que no sólo la necesitará para la misma, sino también para el pago directo de los suministros como la electricidad y el agua.
Es también recomendable tener un testamento español. Este testamento estará sólo relacionado con sus activos en España y no concierne a los activos de su país de residencia. Esto simplificará el proceso de sucesión en el caso desafortunado del fallecimiento del propietario y reduce significativamente la duración y el costo del proceso.

 

VENDER UNA PROPIEDAD EN ESPAÑA

Vender una propiedad en España es algo que no es extremadamente complicado

Responsabilidad Fiscal del vendedor

 

IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DE PATRIMONIO

El vendedor es responsable de pagar el impuesto sobre el incremento del capital, un impuesto por rendimientos o intereses derivados de la venta de capital inmobiliario. Este impuesto se basa en el aumento del valor de la propiedad, teniendo como referencia el valor original en la fecha de compra y el valor de la propiedad en la fecha en que esta fue vendida. El impuesto es de un 18% para residentes en España y lo mismo para no residentes.
Los gastos derivados de la transmisión de la propiedad (como otros impuestos derivados de la compra, honorarios etc) siempre que estos se declaren acompañados de facturas oficiales, se pueden deducir de los cálculos originales.

Los residentes exentos de declarar este impuesto son:
Los mayores de 65 años y que hayan vivido en la misma propiedad por un mínimo de tres años.
Si las ganancias netas de la venta se reinvierten en la compra de otra propiedad en un plazo de de dos años.

 

IMPUESTO DE PLUSVALIA:

El vendedor es responsable del pago del Impuesto de Plusvalía aunque a veces se puede llegar a un acuerdo con el comprador. Este impuesto es gravado por el Ayuntamiento local y se basa en el valor del área donde se ubica la propiedad y no en el de la propiedad (el valor de esta no influye en el impuesto de Plusvalía) entre la fecha de compra de la propiedad y la fecha en que esta fue vendida. El valor lo establece el Ayuntamiento según el valor catastral del suelo y el número de años que ha pertenecido al vendedor.

 

GRAVAMEN:

El vendedor es responsable del pago de cualquier gravamen que afecte la propiedad, por ejemplo hipotecas, a menos que se acuerde de otra forma entre el comprador y el vendedor.
Si el comprador va a realizar la compra del inmueble a través de una hipoteca bancaria, podría considerar el cambio de nombre de la hipoteca de vendedor a comprador (siempre considerando los términos y condiciones de la hipoteca existente) ya que de esta forma podría ser más económica que solicitando una hipoteca nueva.

 

RETENCION:

Si el vendedor no es residente y ha sido propietario de un inmueble por menos de 10 años, es importante saber que el comprador está obligado a retener un 3% del precio de compra y entregarlo a la Hacienda española. De esta forma el Gobierno asegura que el comprador pagará en su IRPF el impuesto correspondiente derivado de la venta de capital inmobiliario. Una vez que la cantidad exacta ha sido calculada, el vendedor recibirá un reembolso o se le exigirá un pago adicional para cubrir el pago total del impuesto.
Si el vendedor no retiene esta cantidad del comprador debe saber que se convierte en responsable por el pago de este impuesto.
Desde aquí estamos a su disposición para ayudarle y ofrecerle nuestros servicios a la hora de poner su propiedad a la venta a través de nuestra empresa. Si desea hablar con alguno de nuestros asesores o tiene alguna pregunta, por favor no dude ponerse en contacto con nosotros.

VENTA Y ALQUILER DE PROPIEDADES DE LUJO

Si usted está pensando en comprar, vender o alquilar una vivienda o negocio en la zona de la Costa del Sol, nosotros estamos encantados de ofrecerle una "Gran Selección Exclusiva de Propiedades".

Diseñamos su casa a medida
Inmobilairia en la zona de Malaga, benalmádena, torremolinos y marbella